Guizhou Hengfeng

Manzano explica el “milagro” de Guizhou Zhicheng

Gregorio Manzano está teniendo un espectacular rendimiento en Guizhou Zhicheng. El entrenador español cogió al equipo en serio peligro de descenso, y ahora está más cerca de los puestos de Champions que de pensar en descender de categoría. El preparador andaluz ha repasado al detalle en el diario MARCA esta última experiencia en China:

¿Cómo explica que cogiera a un equipo que coqueteaba con el descenso en la jornada 8 y le haya llevado a soñar con Champions?

Antes de disputar nuestro primer partido, contra Tianjin Quanjian, el equipo era penúltimo. Sólo había ganado un partido de ocho. Ahora, pese a que aún no se ha cumplido una vuelta de nuestra llegada, hemos sumado 27 puntos en 14 partidos.

El equipo no sólo está salvado, sino que está más cerca de la Champions que del descenso.
¿Qué ha cambiado?

El equipo, cuando llegamos, estaba mal, así que lo que intentamos era encontrar una forma de jugar en la que no encajáramos dos goles por partido. Había que darle confianza a los jugadores cortando esa situación defensiva. Luego, en los entrenamientos, les planteamos ejercicios en los que podían comprobar su mejoría tanto individual como colectiva. Había que hacerles comprender que ese era el camino para ganar y, como ganamos los dos primeros partidos, empezaron a creer y a generarse confianza colectiva.

¿Cuál fue el siguiente paso?

Hacerles ver que no hay que tener miedo a ningún rival. Jugar contra cualquiera pensando que les podemos ganar. También se lo creyeron. Yo les decía si miramos a Hulk, Oscar, Wu Lei, Elkeson… no salimos al campo, pero tienen dos piernas igual que nosotros y, si hacemos las cosas bien, les podemos ganar. Así fue. En la última jornada ganamos 2-1 al Shanghai SIPG de Villas-Boas, pero pudimos ganar holgadamente. Veníamos, además, de ganar 0-3 al Shanghai Shenhua de Poyet y Tévez. Contra Evergrande, con 1-0, tuvimos un penalti a favor que fallamos… Desde que llegamos sólo hay un partido que no hemos tenido opciones de ganar: fue contra Beijing Guoan. El resto, hemos tenido opciones en todos. Es más, deberíamos tener 4 puntos más que se nos fueron en el descuento contra Jiangsu y Shandong.No sólo hemos salvado al equipo, sino que está más cerca de la Champions que del descenso.

Un gran trabajo culminado con una racha de cinco victorias consecutivas.

Ha sido histórico. Nunca el equipo había tenido una racha semejante. Ganar cinco partidos consecutivos no está al alcance de cualquiera. Igual es normal para Real Madrid o Barcelona, pero que lo haga el equipo con el presupuesto más bajo de la categoría, recién ascendido, con todos los problemas que hemos tenido…

La racha comenzó coincidiendo con la llegada de Mario Suárez y Rubén Castro. ¿Cómo y cuánto han influido?

Nos han posibilitado dar al equipo un estilo más mío, más nuestro, más español, más asociativo, combinativo, más de llegadas por banda… Han caído muy bien y han sido muy bien aceptados. Antes Jelavic estaba muy sólo en ataque y Rubén se asocia muy bien con lo más definitivo que hay en el fútbol que es el gol. La prueba es que lleva cuatro en cinco partidos. Ya ha superado, por ejemplo, a jugadores que empezaron la temporada como Oscar y Tévez. Mario, por su parte, nos ha dado un salto de calidad. Es organización y el orden es muy importante en China. Le da sentido a cómo jugar y de qué forma. Le tuve en Mallorca y Atlético y ya le quise fichar cuando estaba en Shenhua. Es uno de los futbolistas que más tiempo he entrenado y que más cariño tengo.

Rubén está cedido hasta diciembre. ¿Qué pasará luego?

Dependerá de él. Está cedido y acaba de llegar, no le voy a preguntar cuándo se va. Es su primera experiencia en el extranjero y sólo le he dicho que disfrute. No sabemos por dónde irá su futuro.
Rubén Castro tiene relación con lo más definitivo que hay en fútbol: el gol; Mario Suárez da sentido a cómo y de qué forma jugar”

¿Y qué va a pasar con Gregorio Manzano?

Yo tengo contrato hasta final de temporada, luego ya se verá. Puede haber opciones de renovar, pero tampoco nos hemos sentado ni conversado. Sólo he estado centrado en salvar al equipo y ahora, a falta de ocho jornadas, miramos al futuro con tranquilidad.

Están 17 puntos por encima del descenso y a sólo seis de la Champions. ¿Con qué objetivo encaran estas últimas ocho jornadas?

Hay que mantener esta dinámica ganadora y la ilusión de ganar. Vamos a ir partido a partido hasta ver dónde podemos llegar. Si Evergrande o SIPG ganan la Copa, el cuarto irá a Champions y estamos a sólo seis puntos. No quiero parecer un fantasma, pero si hay opciones reales las vamos a pelear. Sabiendo siempre que tenemos por delante equipos y presupuestos que son palabras mayores.

Con Beijing Guoan ya fue nombrado entrenador del año. Ahora, con un equipo más modesto, está haciendo un trabajo más meritorio si cabe.

Los otros dos equipos que he entrenado en China, Beijing Guoan y Shenhua, eran equipos ‘top’. Esto ha sido una aventura completamente distinta. Para mí ha sido un gran desafío porque es la primera vez que llegábamos con un proyecto ya hecho y la Liga comenzada… Aún así, en cuatro meses, ya me han nombrado en dos ocasiones entrenador del mes. Está siendo una experiencia muy bonita.



SPORTYOU