Guizhou Hengfeng

Rubén Castro se venga de su ex entrenador Gustavo Poyet

Rubén Castro se ha sacado una espina que tenía con Gustavo Poyet, una cuenta que acarreaba desde que el uruguayo era técnico del Betis, equipo en el que no tuvo un paso afortunado.

En ese entonces, hablamos de junio-noviembre de 2016, el sudamericano no tuvo una buena relación con el goleador del equipo y siempre buscó la forma de licenciarlo. Una tarea que no puedo llevar a cabo, pues Castro siempre respondió en el terreno de juego.

Y en China se han vuelto a encontrar. No en el mismo equipo, pero sí como rivales. Poyet, técnico del Shanghai Shenhua y Castro, delantero del Guizhou Zhicheng.

El conjunto de Shanghai buscaba en su casa, sumar tres puntos y dejar de lado los altibajos de la temporada. Pero, las cosas no salieron como se esperaba por “culpa” del canario.

Castro marcó doblete, ambos en los últimos minutos del partido y sentenció los tres puntos para los de Manzano, tras el 3-0 definitivo.

Las anotaciones del español han dejado en la cuerda floja a Poyet, quien no logra darle la vuelta al funcionamiento de su equipo, que ya es 11 en la general. Una posición inesperada para un equipo que se armó para ser campeón.

Poyet dejó una huella importante en Inglaterra, luego, no pudo con los equipos en los que estuvo, el Shenhua no es la excepción.

El banco del uruguayo arde en fuego y Castro se encargó de la gasolina que encendió la llama.



SPORTYOU